LOS MINISTERIOS

LOS MINISTERIOS

Los ministros son hombres que Dios ha capacitado para realizar una tarea específica de edificación dentro de su Iglesia. Dios ha establecido cinco ministerios, que son: Apóstoles, Profetas, evangelistas, Pastores y Maestros.

 

Efesios 4:11 Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros.

 

El propósito de los ministerios es edificar el cuerpo de Cristo y, de manera especial, capacitar a otros para que a su vez, ejerzan el ministerio.

Efesios 4:12 a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo,

 

Los cinco ministerios estarán vigentes hasta que la Iglesia alcance la plenitud de Cristo, es decir, hasta el día de su glorificación.

Efesios 4:13   hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo;

 

El Apóstol: En el ministerio del Apóstol se suman las características de los demás ministerios.

1 Timoteo 2:7 Para esto yo fui constituido predicador y apóstol (digo verdad en Cristo, no miento), y maestro de los gentiles en fe y verdad.

2 Timoteo 1:11   del cual yo fui constituido predicador, apóstol y maestro de los gentiles.

 

El apóstol es básicamente un hombre que ha sido enviado a predicar el evangelio y que, como fruto de su labor, funda nuevas congregaciones locales cuyos pastores reconocen su ascendencia espiritual; estándole sujetos en amor fraternal.

 

En la medida en que las congregaciones que ha fundado se van extendiendo geográficamente, el Apóstol se ve en la necesidad de viajar constantemente para velar por el buen estado de cada una de ellas; de manera, que su ministerio es de carácter ambulante.

Romanos 1:9-12 Porque testigo me es Dios, a quien sirvo en mi espíritu en el evangelio de su Hijo, de que sin cesar hago mención de vosotros siempre en mis oraciones, rogando que de alguna manera tenga al fin, por la voluntad de Dios, un próspero viaje para ir a vosotros.Porque deseo veros, para comunicaros algún don espiritual, a fin de que seáis confirmados; esto es, para ser mutuamente confortados por la fe que nos es común a vosotros y a mí.

 

El Apóstol posee una autoridad especial para resolver controversias con respecto a doctrina o conducta.

Hechos 1:2 hasta el día en que fue recibido arriba, después de haber dado mandamientos por el Espíritu Santo a los apóstoles que había escogido;

2 Pedro 3:2   hasta el día en que fue recibido arriba, después de haber dado mandamientos por el Espíritu Santo a los apóstoles que había escogido;

 

El verdadero ministerio de Apóstol se reconoce en que es aceptado y declarado como tal por los pastores.

Hechos 13:2 Ministrando éstos al Señor, y ayunando, dijo el Espíritu Santo: Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a que los he llamado.

 

Además, es reconocido por otros Apóstoles.

Gálatas 2:9 Ministrando éstos al Señor, y ayunando, dijo el Espíritu Santo: Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a que los he llamado.

 

Otras evidencias del verdadero Apóstol es que su obra posee una evidente prosperidad que no puede ser emulada.

1 Corintios 9: 2 Si para otros no soy apóstol, para vosotros ciertamente lo soy; porque el sello de mi apostolado sois vosotros en el Señor.

 

Se identifica completamente con cada una de las congregaciones locales.

2 Corintios 11: 28-29 y además de otras cosas, lo que sobre mí se agolpa cada día, la preocupación por todas las iglesias. ¿Quién enferma, y yo no enfermo? ¿A quién se le hace tropezar, y yo no me indigno?

 

Y le acompañan el carácter y las señales propias de este ministerio.

2 Corintios 12:12 Con todo, las señales de apóstol han sido hechas entre vosotros en toda paciencia, por señales, prodigios y milagros.

 

 

 

El Profeta:   Es un ministro que posee dones de revelación a través de los cuales Dios le revela tanto hechos circunstanciales como aspectos doctrinales.

Efesios 3:5 misterio que en otras generaciones no se dio a conocer a los hijos de los hombres, como ahora es revelado a sus santos apóstoles y profetas por el Espíritu:

 

El ministerio de Profeta es diferente al don de profecía. El Profeta es un ministro que enseña a las congregaciones, en tanto que el don de profecía no está ligado a la enseñanza. El ministerio d Profeta es solamente para hombres.

1 Timoteo 2:12 Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio.

 

 

En tanto que el don de profecía puede ser ejercido por una mujer. El ministerio de Profeta se manifiesta en la forma del Profeta antiguo testamentario.

Hechos 21:10 -11 Y permaneciendo nosotros allí algunos días, descendió de Judea un profeta llamado Agabo,   quien viniendo a vernos, tomó el cinto de Pablo, y atándose los pies y las manos, dijo: Esto dice el Espíritu Santo: Así atarán los judíos en Jerusalén al varón de quien es este cinto, y le entregarán en manos de los gentiles.

 

En tanto que el don de profecía se ejerce de manera extática. El ministerio de Profeta es de carácter ambulante y actúa en las congregaciones que pertenecen al área de su Apóstol.

Hechos 11:27- 28 En aquellos días unos profetas descendieron de Jerusalén a Antioquia. Y levantándose uno de ellos, llamado Agabo, daba a entender por el Espíritu, que vendría una gran hambre en toda la tierra habitada; la cual sucedió en tiempo de Claudio.

Aunque el ministerio del Profeta es ambulante; no obstante, la persona que lo posee debe ser miembro de una Iglesia local y estar sujeta tanto a su Pastor como a su Apóstol.

 

Las evidencias del verdadero ministerio de Profeta son que es tanto bíblico en sus revelaciones como en sus enseñanzas doctrinales y cuando anuncia hechos futuros éstos se cumplen detalladamente y sin falta.

 

El Evangelista: Es el que anuncia las buenas nuevas de salvación. Su mensaje, por ser para los incrédulos, carece de complicaciones y se limita a la presentación de la salvación en Cristo.

Hechos 8: 4 -5 Pero los que fueron esparcidos iban por todas partes anunciando el evangelio.   Entonces Felipe, descendiendo a la ciudad de Samaria, les predicaba a Cristo.

 

Sus predicaciones son respaldadas sobrenaturalmente con muchas señales.

Hechos 8: 6-7 Y la gente, unánime, escuchaba atentamente las cosas que decía Felipe, oyendo y viendo las señales que hacía. Porque de muchos que tenían espíritus inmundos, salían éstos dando grandes voces; y muchos paralíticos y cojos eran sanados;

Estas señales llevan como fin mover las conciencias de los incrédulos y puesto que su trabajo se ejerce con ellos, la incidencia de las señales es mucho mayor que en cualquier otro ministerio, excepto el del Apóstol.   Por su misma naturaleza, el ministerio de evangelista es también ambulante; pero, a su vez, el evangelista debe estar sujeto a un Pastor y poseer una congregación local en donde llenarse durante los períodos en que no está ministrando.

Las evidencias del verdadero evangelista se manifiestan en el respaldo que Dios le da concediéndole conversiones masivas y respaldo sobrenatural especial.

 

El Pastor:   Es un ministerio de múltiples aspectos, pues, el Pastor evangeliza, enseña, orienta, aconseja y preserva la salud de las almas. El ministerio de Pastor es el único que no es ambulante. Esto; no obstante, no significa que en determinados momentos, y por designios divinos, el Pastor no pueda acceder a alguna movilidad en su campo de trabajo.   El Pastor es el responsable ante Dios por la salud espiritual de la congregación que le ha sido encomendada.

 

Hebreos13:17   Obedeced a vuestros pastores, y sujetaos a ellos; porque ellos velan por vuestras almas, como quienes han de dar cuenta; para que lo hagan con alegría, y no quejándose, porque esto no os es provechoso.

Apocalipsis 2: 1, 8, 12, 18 Escribe al ángel de la iglesia en Efeso: El que tiene las siete estrellas en su diestra, el que anda en medio de los siete candeleros de oro, dice esto:

8Y escribe al ángel de la iglesia en Esmirna: El primero y el postrero, el que estuvo muerto y vivió, dice esto:

12Y escribe al ángel de la iglesia en Pérgamo: El que tiene la espada aguda de dos filos dice esto:

18Y escribe al ángel de la iglesia en Tiatira: El Hijo de Dios, el que tiene ojos como llama de fuego, y pies semejantes al bronce bruñido, dice esto:

 

El Pastor es reconocido como tal en toda el área del Apóstol que lo oficializó.

La evidencia del verdadero ministerio de Pastor es la innegable prosperidad y salud espiritual de la congregación que Dios le ha encomendado a su cuidado.

 

El Maestro: Como su nombre lo indica es el ministerio que capacita no solamente para comprender las verdades escritúrales sino también para darlas a entender.

El ministerio de Maestro es también un ministerio ambulante, aunque algunas veces se combina con el de Pastor y, en este caso, tendrá como base una congregación local. El Maestro debe estar sujeto a su Pastor como también a su Apóstol.

 

La evidencia del verdadero ministerio de Maestro es que da a comprender con gran facilidad las verdades más complejas de la Escritura produciendo gran provecho y edificación a los que le escuchan.

 

Dentro de los cinco ministerios puede producirse, de acuerdo a los planes de Dios, una movilidad de un campo a otro. Es decir, que alguien que ha funcionado como Evangelista, en determinado momento, puede recibir el ministerio de Pastor o viceversa.

 

También puede haber una promoción ministerial, por ejemplo, que un Pastor pase a recibir la dignidad de Apóstol.

Hechos 13: 1-2 Había entonces en la iglesia que estaba en Antioquia, profetas y maestros: Bernabé, Simón el que se llamaba Níger, Lucio de Cirene, Manaén el que se había criado junto con Herodes el tetrarca, y Saulo.   Ministrando éstos al Señor, y ayunando, dijo el Espíritu Santo: Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a que los he llamado.

 

Esta movilidad se considera de origen divino cuando en cada etapa el ministro ha dejado tras sí una estela de evidencias claras que atestiguan que, en verdad, ejerció un ministerio de Dios.

About the Author:

Leave A Comment