LOS JUICIOS FINALES

LOS JUICIOS FINALES

Después del Reino Milenial de Cristo se producirán tres eventos que merecen especial atención: El juicio de los Ángeles caídos, la destrucción del universo actual y el Juicio del Gran Trono Blanco ó Juicio Final.

 

El juicio de los Ángeles caídos.   Será posterior al Reino Milenial, cuando Satanás sea lanzado al Lago de Fuego.

Apocalipsis 20: 10 Y el diablo que los engañaba fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos.

 

El juicio de Satanás se ha realizado con anterioridad.

Juan 16: 11 y de juicio, por cuanto el príncipe de este mundo ha sido ya juzgado.

 

Ahora, procede el juicio de sus ángeles.

2 Pedro 2: 4 Porque si Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que arrojándolos al infierno los entregó a prisiones de oscuridad, para ser reservados al juicio;

Judas. 6 Y a los ángeles que no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propia morada, los ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día;

 

La Iglesia de Cristo fungirá como juez.

1 Corintios 6: 3 ¿O no sabéis que hemos de juzgar a los ángeles? ¿Cuánto más las cosas de esta vida?

 

El destino final para los ángeles caídos es el Lago de Fuego.

Mateo 25: 41 Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles.

 

Destrucción del universo actual. Inmediatamente antes del Juicio Final, la actual creación será destruida.

2 Pedro 3: 10 -12 Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas.

Puesto que todas estas cosas han de ser deshechas, ¡cómo no debéis vosotros andar en santa y piadosa manera de vivir, esperando y apresurándoos para la venida del día de Dios, en el cual los cielos, encendiéndose, serán deshechos, y los elementos, siendo quemados, se fundirán!

 

Esta destrucción acontecerá el mismo día del juicio.

2 Pedro 3: 7   pero los cielos y la tierra que existen ahora, están reservados por la misma palabra, guardados para el fuego en el día del juicio y de la perdición de los hombres impíos.

Apocalipsis 20: 11 11Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él, de delante del cual huyeron la tierra y el cielo, y ningún lugar se encontró para ellos.

 

El Juicio Final.  

 

También se le llama el Juicio del Gran Trono Blanco. En él serán juzgados los incrédulos de todos los tiempos.

El Juez del Gran Trono Blanco será el Señor Jesús.

Juan 5: 22   Porque el Padre a nadie juzga, sino que todo el juicio dio al Hijo,

Hechos 10: 42   Y nos mandó que predicásemos al pueblo, y testificásemos que él es el que Dios ha puesto por Juez de vivos y muertos.

Hechos 17: 30 -31 Pero Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan; por cuanto ha establecido un día en el cual juzgará al mundo con justicia, por aquel varón a quien designó, dando fe a todos con haberle levantado de los muertos.

 

El Señor Jesús será ayudado por su Iglesia para juzgar al mundo.

1 Corintios 6: 2 ¿O no sabéis que los santos han de juzgar al mundo? Y si el mundo ha de ser juzgado por vosotros, ¿sois indignos de juzgar cosas muy pequeñas?

 

Para comparecer en el Juicio Final los incrédulos serán resucitados en la Segunda Resurrección

Apocalipsis 20: 11 -13. Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él, de delante del cual huyeron la tierra y el cielo, y ningún lugar se encontró para ellos. Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras. Y el mar entregó los muertos que había en él; y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos; y fueron juzgados cada uno según sus obras.

 

La cual, es una resurrección de condenación.

Ninguno de los que sean juzgados en el Juicio Final tienen oportunidad de alcanzar la salvación, el propósito de este juicio es solamente para determinar el grado de castigo que cada incrédulo soportará en el Lago de Fuego.

Mateo 11: 22 Por tanto os digo que en el día del juicio, será más tolerable el castigo para Tiro y para Sidón, que para vosotras.

Lucas 12: 47 -48   Aquel siervo que conociendo la voluntad de su señor, no se preparó, ni hizo conforme a su voluntad, recibirá muchos azotes. Mas el que sin conocerla hizo cosas dignas de azotes, será azotado poco; porque a todo aquel a quien se haya dado mucho, mucho se le demandará; y al que mucho se le haya confiado, más se le pedirá.

 

La base del juicio son las obras

Eclesiastés 12: 14   Porque Dios traerá toda obra a juicio, juntamente con toda cosa encubierta, sea buena o sea mala.

Mateo 12: 36 -37   Mas yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio.   Porque por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado.

Apocalipsis 20: 12 -13 Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras.   Y el mar entregó los muertos que había en él; y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos; y fueron juzgados cada uno según sus obras.

 

Después de ser juzgadas las almas serán lanzadas al Lago de Fuego

Apocalipsis 20: 15 Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego.

 

Donde sufrirán el mayor o menor grado de castigo que el Juez Justo haya determinado.

2016-07-26T14:32:57+00:00 Doctrinas Biblicas|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment