LOS DONES DE REVELACIÓN

LOS DONES DE REVELACIÓN

El grupo de los dones de revelación reúne aquellos dones por medio de los cuales Dios comparte su conocimiento con su Iglesia.

La comunicación de este conocimiento se produce de manera sobrenatural y por la instrumentalidad de la persona que posee el don.

 

Los dones de Revelación son:

 

Palabra de Ciencia: Es el don por medio del cual Dios comparte el conocimiento de hechos que sucedieron en el pasado o que están sucediendo en el presente. Este conocimiento se adquiere de manera sobrenatural y más allá de toda posibilidad humana.

 

Hechos 5:3  Y dijo Pedro: Ananías, ¿por qué llenó Satanás tu corazón para que mintieses al Espíritu Santo, y sustrajeses del precio de la heredad

Hechos 9:10- 11 Había entonces en Damasco un discípulo llamado Ananías, a quien el Señor dijo en visión: Ananías. Y él respondió: Heme aquí, Señor.  Y el Señor le dijo: Levántate, y ve a la calle que se llama Derecha, y busca en casa de Judas a uno llamado Saulo, de Tarso; porque he aquí, él ora,

Hechos 10: 19-20   Y mientras Pedro pensaba en la visión, le dijo el Espíritu: He aquí, tres hombres te buscan. Levántate, pues, y desciende y no dudes de ir con ellos, porque yo los he enviado.

 

La revelación de ese conocimiento puede recibirse a través de una visión, un sueño, una voz audible, un sentir interno, etc.; pero,  siempre que se trate de la revelación de hechos pasados o presentes estamos ante la operación del don de Palabra de Ciencia.

 

Palabra de Sabiduría: Es el don por medio del cual Dios comparte el conocimiento de hechos que acontecer en el futuro.

Hechos 11:28-30   Y levantándose uno de ellos, llamado Agabo, daba a entender por el Espíritu, que vendría una gran hambre en toda la tierra habitada; la cual sucedió en tiempo de Claudio. Entonces los discípulos, cada uno conforme a lo que tenía, determinaron enviar socorro a los hermanos que habitaban en Judea;    lo cual en efecto hicieron, enviándolo a los ancianos por mano de Bernabé y de Saulo.

Hechos 21: 10-11   Y permaneciendo nosotros allí algunos días, descendió de Judea un profeta llamado Agabo,   quien viniendo a vernos, tomó el cinto de Pablo, y atándose los pies y las manos, dijo: Esto dice el Espíritu Santo: Así atarán los judíos en Jerusalén al varón de quien es este cinto, y le entregarán en manos de los gentiles.

Hechos 27: 21-24    Entonces Pablo, como hacía ya mucho que no comíamos, puesto en pie en medio de ellos, dijo: Habría sido por cierto conveniente, oh varones, haberme oído, y no zarpar de Creta tan sólo para recibir este perjuicio y pérdida.   Pero ahora os exhorto a tener buen ánimo, pues no habrá ninguna pérdida de vida entre vosotros, sino solamente de la nave.   Porque esta noche ha estado conmigo el ángel del Dios de quien soy y a quien sirvo, diciendo: Pablo, no temas; es necesario que comparezcas ante César; y he aquí, Dios te ha concedido todos los que navegan contigo.

 

 

Discreción o Discernimiento de Espíritus: Es el don por medio del cual Dios revela qué tipo de espíritues el que está operando en una situación determinada.   Es el don que manifiesta si un hecho sobrenatural procede de Dios o de Satanás.

 

Hechos 16: 16-18   Aconteció que mientras íbamos a la oración, nos salió al encuentro una muchacha que tenía espíritu de adivinación, la cual daba gran ganancia a sus amos, adivinando.   Esta, siguiendo a Pablo y a nosotros, daba voces, diciendo: Estos hombres son siervos del Dios Altísimo, quienes os anuncian el camino de salvación.   Y esto lo hacía por muchos días; mas desagradando a Pablo, éste se volvió y dijo al espíritu: Te mando en el nombre de Jesucristo, que salgas de ella. Y salió en aquella misma hora.

 
 

LOS DONES DE INSPIRACIÓN

 

 

Los dones de Inspiración, también llamados de Palabra, son aquellos que Dios usa para comunicar a su Iglesia un mensaje. Los Dones de Inspiración se manifiestan más frecuentemente dentro de la congregación porque son los que aportan mayor edificación a los creyentes.

1Corintios 14:1  Seguid el amor; y procurad los dones espirituales, pero sobre todo que profeticéis.

 

La enseñanza de Dios impartida a través de los dones de Inspiración otorga mayor instrucción a la Iglesia que cualquier milagro o revelación de hechos ocultos.

Los dones de Inspiración son:

 

Géneros de Lenguas:   Es el don por medio del cual Dios envía a una congregación un mensaje en lengua desconocida para ser interpretado.

1Corintios 14:27  Si habla alguno en lengua extraña, sea esto por dos, o a lo más tres, y por turno; y uno interprete.

Aunque las lenguas que se hablan como resultado del ejercicio del don son similares a las lenguas que se hablan como evidencia de haber recibido el bautismo en el Espíritu Santo,  lo cierto es que entre ambas existe existe una diferencia de función: Las lenguas que se hablan como resultado del don tienen interpretación; pero, las que se hablan como evidencia de haber recibido el bautismo en el Espíritu Santo no tienen interpretación.

Las lenguas que se hablan como ejercicio del don son de una duración limitada,  pues deben dar paso a la interpretación; pero, las lenguas que se hablan como resultado de la llenura del Espíritu son de duración ilimitada pues el que las habla no habla a los hombres sino a Dios.  El don de géneros de lenguas, pues, es diferente al hablar en otras lenguas como evidencia de haber recibido el bautismo en el Espíritu Santo.

La razón por la que Dios envía un mensaje a la congregación en lengua desconocida para después ser interpretado, pudiendo hacerlo de una vez en el idioma local, es para dar una señal a los incrédulos.

1 Corintios 14:22  Así que, las lenguas son por señal, no a los creyentes, sino a los incrédulos; pero la profecía, no a los incrédulos, sino a los creyentes.

 

Interpretación de Lenguas: Es el don por medio del cual Dios otorga la interpretación de un mensaje que se dió en lengua extraña al idioma local. Los dones de lenguas y de interpretación son complementarios, pues, no puede ejercitarse el don de lenguas sin el de interpretación.

1 Corintios 14:28  Y si no hay intérprete, calle en la iglesia, y hable para sí mismo y para Dios.

Y, por el otro lado, el don de interpretación no puede operar si no hay lenguas que interpretar.

El don de interpretación no “traduce” las lenguas extrañas, sino que las “interpreta”;  esto trae como resultado el que, algunas veces, la interpretación resulte mucho más prolongada que el mensaje que se expresó en lenguas.

De acuerdo a las Escrituras una misma persona puede dar el mensaje en lenguas y enseguida su interpretación.

1 Corintios 14:13 Por lo cual, el que habla en lengua extraña, pida en oración poder interpretarla.

 

Profecía:   Es el don a través del cual  Dios otorga un mensaje a la congregación directamente en el idioma de la localidad.

1 Corintios 14: 1-3  Seguid el amor; y procurad los dones espirituales, pero sobre todo que profeticéis.  Porque el que habla en lenguas no habla a los hombres, sino a Dios; pues nadie le entiende, aunque por el Espíritu habla misterios. Pero el que profetiza habla a los hombres para edificación, exhortación y consolación.

Los dones de palabra son para ser ejercitados en la congregación cristiana conforme al orden que las Escrituras establecen.

1 Corintios 14: 27-33   Si habla alguno en lengua extraña, sea esto por dos, o a lo más tres, y por turno; y uno interprete. Y si no hay intérprete,  calle en la iglesia, y hable para sí mismo y para Dios.   Asimismo, los profetas hablen dos o tres, y los demás juzguen.   Y si algo le fuere revelado a otro que estuviere sentado, calle el primero.   Porque podéis profetizar todos uno por uno, para que todos aprendan, y todos sean exhortados.   Y los espíritus de los profetas están sujetos a los profetas;    pues Dios no es Dios de confusión, sino de paz.  Como en todas las iglesias de los santos.

2016-07-22T09:25:16+00:00 Doctrinas Biblicas|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment