LOS DONES DE INSPIRACION

LOS DONES DE INSPIRACION

Los dones de Inspiración, también llamados de Palabra, son aquellos que Dios usa para comunicar a su Iglesia un mensaje. Los Dones de Inspiración se manifiestan más frecuentemente dentro de la congregación porque son los que aportan mayor edificación a los creyentes.

 

1Corintios 14:1 Seguid el amor; y procurad los dones espirituales, pero sobre todo que profeticéis.

 

 

 

La enseñanza de Dios impartida a través de los dones de Inspiración otorga mayor instrucción a la Iglesia que cualquier milagro o revelación de hechos ocultos.

 

Los dones de Inspiración son:

 

 

 

Géneros de Lenguas: Es el don por medio del cual Dios envía a una congregación un mensaje en lengua desconocida para ser interpretado.

 

1Corintios 14:27 Si habla alguno en lengua extraña, sea esto por dos, o a lo más tres, y por turno; y uno interprete.

 

Aunque las lenguas que se hablan como resultado del ejercicio del don son similares a las lenguas que se hablan como evidencia de haber recibido el bautismo en el Espíritu Santo, lo cierto es que entre ambas existe existe una diferencia de función: Las lenguas que se hablan como resultado del don tienen interpretación; pero, las que se hablan como evidencia de haber recibido el bautismo en el Espíritu Santo no tienen interpretación.

 

Las lenguas que se hablan como ejercicio del don son de una duración limitada, pues deben dar paso a la interpretación; pero, las lenguas que se hablan como resultado de la llenura del Espíritu son de duración ilimitada pues el que las habla no habla a los hombres sino a Dios. El don de géneros de lenguas, pues, es diferente al hablar en otras lenguas como evidencia de haber recibido el bautismo en el Espíritu Santo.

 

La razón por la que Dios envía un mensaje a la congregación en lengua desconocida para después ser interpretado, pudiendo hacerlo de una vez en el idioma local, es para dar una señal a los incrédulos.

 

1 Corintios 14:22 Así que, las lenguas son por señal, no a los creyentes, sino a los incrédulos; pero la profecía, no a los incrédulos, sino a los creyentes.

 

 

 

 

 

Interpretación de Lenguas: Es el don por medio del cual Dios otorga la interpretación de un mensaje que se dió en lengua extraña al idioma local. Los dones de lenguas y de interpretación son complementarios, pues, no puede ejercitarse el don de lenguas sin el de interpretación.

 

1 Corintios 14:28 Y si no hay intérprete, calle en la iglesia, y hable para sí mismo y para Dios.

 

Y, por el otro lado, el don de interpretación no puede operar si no hay lenguas que interpretar.

 

El don de interpretación no “traduce” las lenguas extrañas, sino que las “interpreta”; esto trae como resultado el que, algunas veces, la interpretación resulte mucho más prolongada que el mensaje que se expresó en lenguas.

 

De acuerdo a las Escrituras una misma persona puede dar el mensaje en lenguas y enseguida su interpretación.

 

1 Corintios 14:13 Por lo cual, el que habla en lengua extraña, pida en oración poder interpretarla.

 

 

 

Profecía: Es el don a través del cual Dios otorga un mensaje a la congregación directamente en el idioma de la localidad.

 

1 Corintios 14: 1-3 Seguid el amor; y procurad los dones espirituales, pero sobre todo que profeticéis. Porque el que habla en lenguas no habla a los hombres, sino a Dios; pues nadie le entiende, aunque por el Espíritu habla misterios. Pero el que profetiza habla a los hombres para edificación, exhortación y consolación.

 

Los dones de palabra son para ser ejercitados en la congregación cristiana conforme al orden que las Escrituras establecen.

 

1 Corintios 14: 27-33 Si habla alguno en lengua extraña, sea esto por dos, o a lo más tres, y por turno; y uno interprete. Y si no hay intérprete, calle en la iglesia, y hable para sí mismo y para Dios. Asimismo, los profetas hablen dos o tres, y los demás juzguen. Y si algo le fuere revelado a otro que estuviere sentado, calle el primero. Porque podéis profetizar todos uno por uno, para que todos aprendan, y todos sean exhortados. Y los espíritus de los profetas están sujetos a los profetas; pues Dios no es Dios de confusión, sino de paz. Como en todas las iglesias de los santos.

2016-07-22T09:25:58+00:00 Doctrinas Biblicas|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment