LA ORGANIZACIÓN DE LA IGLESIA LOCAL

LA ORGANIZACIÓN DE LA IGLESIA LOCAL

Los elementos que participan en la organización de una congregación local son: Losancianos, los diáconos y los santos.

Filipenses 1:1 Pablo y Timoteo, siervos de Jesucristo, a todos los santos en Cristo Jesús que están en Filipos, con los obispos y diáconos:

 

Los ancianos:   Los títulos de pastores, ancianos, obispos y presbíteros se refieren al mismo oficio. Los nombres pueden ser usados indistintamente. Dentro del grupo de ancianos que gobiernan una congregación están los que administran y los que enseñan.

1Timoteo 5:17 Los ancianos que gobiernan bien, sean tenidos por dignos de doble honor, mayormente los que trabajan en predicar y enseñar.

Entre los que enseñan hay uno que ejerce la función de predicador y es el que Dios ha dotado con el ministerio de Pastor. El Pastor elige a los ancianos que han de ayudarle en su labor ministerial.

Tito 1: 5 Por esta causa te dejé en Creta, para que corrigieses lo deficiente, y establecieses ancianos en cada ciudad, así como yo te mandé;

Los ancianos apoyan y se sujetan en amor a su Pastor a la vez que éste considera con humildad las sugerencias y opiniones de aquellos.

Los ancianos que no enseñan, es decir, que no poseen el ministerio de Pastor; se dedican a la administración de la congregación.   Ayudan al Pastor cuando les solicita opiniones y velan por la salud doctrinal de la congregación. Con su ejemplo enseñan a los santos la manera de conducirse como es digno del evangelio de Cristo.

1 Pedro 5: 1-3 Ruego a los ancianos que están entre vosotros, yo anciano también con ellos, y testigo de los padecimientos de Cristo, que soy también participante de la gloria que será revelada:   Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros, cuidando de ella, no por fuerza, sino voluntariamente; no por ganancia deshonesta, sino con ánimo pronto; no como teniendo señorío sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos de la grey.

 

Cuando un Pastor incurre en un error doctrinal o en conducta impropia, es obligación de los ancianos acudir al Apóstol con el fin de que éste tome medidas adecuadas con el Pastor desviado. Por su parte, el Pastor también puede remover de su dignidad a cualquier anciano que incurra en errores doctrinales o cuya actitud haya dejado de ser provechosa para el buen desarrollo de la obra de Dios.

 

Los requisitos para recibir la dignidad de anciano se detallan en:

1 Timoteo 3: 1-7 1Palabra fiel: Si alguno anhela obispado, buena obra desea. 2Pero es necesario que el obispo sea irreprensible, marido de una sola mujer, sobrio, prudente, decoroso, hospedador, apto para enseñar; 3no dado al vino, no pendenciero, no codicioso de ganancias deshonestas, sino amable, apacible, no avaro; 4que gobierne bien su casa, que tenga a sus hijos en sujeción con toda honestidad 5(pues el que no sabe gobernar su propia casa, ¿cómo cuidará de la iglesia de Dios?); 6no un neófito, no sea que envaneciéndose caiga en la condenación del diablo. 7También es necesario que tenga buen testimonio de los de afuera, para que no caiga en descrédito y en lazo del diablo.

 

Tito 1: 7-9 Porque es necesario que el obispo sea irreprensible, como administrador de Dios; no soberbio, no iracundo, no dado al vino, no pendenciero, no codicioso de ganancias deshonestas,   sino hospedador, amante de lo bueno, sobrio, justo, santo, dueño de sí mismo,retenedor de la palabra fiel tal como ha sido enseñada, para que también pueda exhortar con sana enseñanza y convencer a los que contradicen.

 

El privilegio de anciano se limita a la congregación local. Un ministro es ministro dondequiera que vaya; pero un anciano, lo es solamente en su congregación local.

 

Los diáconos:   Como su nombre lo indica, los diáconos desempeñan una función de servicio en la congregación local. Ellos no tienen facultades de dirección en los asuntos administrativos de la Iglesia, únicamente sirven amorosamente a sus hermanos en la fe.

Hechos 6: 1-3 En aquellos días, como creciera el número de los discípulos, hubo murmuración de los griegos contra los hebreos, de que las viudas de aquéllos eran desatendidas en la distribución diaria. Entonces los doce convocaron a la multitud de los discípulos, y dijeron: No es justo que nosotros dejemos la palabra de Dios, para servir a las mesas. Buscad, pues, hermanos, de entre vosotros a siete varones de buen testimonio, llenos del Espíritu Santo y de sabiduría, a quienes encarguemos de este trabajo

Los diáconos son propuestos por la congregación a sus dirigentes espirituales, los cuales deben dar su aprobación y manifestarlo públicamente oficializando a las personas que recibirán el privilegio por medio de una ceremonia de imposición de manos.

Hechos. 6: 3-6 Buscad, pues, hermanos, de entre vosotros a siete varones de buen testimonio, llenos del Espíritu Santo y de sabiduría, a quienes encarguemos de este trabajo. Y nosotros persistiremos en la oración y en el ministerio de la palabra. Agradó la propuesta a toda la multitud; y eligieron a Esteban, varón lleno de fe y del Espíritu Santo, a Felipe, a Prócoro, a Nicanor, a Timón, a Parmenas, y a Nicolás prosélito de Antioquia;a los cuales presentaron ante los apóstoles, quienes, orando, les impusieron las manos.

 

Los requisitos para recibir el privilegio de diácono se establecen en:

Hechos 6: 3 Buscad, pues, hermanos, de entre vosotros a siete varones de buen testimonio, llenos del Espíritu Santo y de sabiduría, a quienes encarguemos de este trabajo.

1 Timoteo 3: 8-10, 12   8Los diáconos asimismo deben ser honestos, sin doblez, no dados a mucho vino, no codiciosos de ganancias deshonestas;

10Y estos también sean sometidos a prueba primero, y entonces ejerzan el diaconado, si son irreprensibles.

12Los diáconos sean maridos de una sola mujer, y que gobiernen bien sus hijos y sus casas.

 

Las diaconisas son la versión femenina del oficio de diácono y se dedican a servir a la Iglesia en asuntos propios para manos femeninas.

 

Romanos 16: 1-2 Os recomiendo además nuestra hermana Febe, la cual es diaconisa de la iglesia en Cencrea; que la recibáis en el Señor, como es digno de los santos, y que la ayudéis en cualquier cosa en que necesite de vosotros; porque ella ha ayudado a muchos, y a mí mismo.

 

Al igual que los ancianos, el privilegio de diácono es estrictamente local.

 

Los santos:   Toda persona que ha tenido una experiencia de conversión y de nuevo nacimiento es injertada de manera inmediata en el cuerpo de Cristo llegando a formar parte de la congregación de los santos.   Esta congregación viene a ser un semillero de donde surgirán los futuros diáconos y diaconisas, como también los futuros ministros del evangelio.

2016-07-22T09:30:07+00:00 Doctrinas Biblicas|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment