LA INSPIRACION DE LAS ESCRITURAS

LA INSPIRACION DE LAS ESCRITURAS

INTRODUCCIÓN A LA REVELACIÓN DE DIOS.

Puesto que el hombre por sus propias fuerzas, no es capaz de conocer a Dios, es preciso que el creador tome la iniciativa en darse a conocer. Lo hace como una expresión de pura gracia, pues la deidad no tiene, necesidad de tener comunión con los seres humanos; ya existe participación perfecta entre los miembros de la deidad desde la eternidad. Se revelaba para el beneficio de los hombres a fin de que le conozcan personalmente, sus pecados sean perdonados y la comunión con él sea restaurada. El privilegio más grande de la humanidad es conocer a Dios, glorificar le y disfrutar eternamente del. La revelación de Dios toma dos formas: la General y la especial. Se apreciará la revelación General a través de la creación o sea, de la naturaleza, de la constitución del ser humano y de la historia. La especial se halla en las sagradas escrituras, en Cristo y en la experiencia cristiana consideraremos las dos categorías en este capítulo .

A. Las tres formas de la revelación General

1. Dios se revela a través de la creación. Por medio de la naturaleza, Dios se da a conocer a toda la humanidad en todos los lugares y en todas las épocas. El apóstol Pablo señala; lo invisible de él…. Romanos1:20; job36:22-25;38:1-39. El salmista es más explícito: los cielos cuentan la gloria de Dios, y el firmamento anuncia la obra de sus manos… No es lenguaje, ni palabras, ni es oiga su voz. Por toda la tierra salió su voz. Salmo 1 9:1,3,4. Al reflexionar sobre el orden, designio y belleza que se vende en el universo, es lógico creer que hay una mente infinitamente sabía y un poder sobrenatural tras todo ello. Como un reloj implica que haya un relojero, así la creación insinúa un creador.

2. Dios se revela a través de la constitución del hombre.

la naturaleza humana también señala que hay un ser supremo e indicar alguna de sus características. Puesto que Dios creó al hombre a su imagen, este es el más noble de sus criaturas y parte de la revelación divina. La constitución humana señala que Dios es una persona, es decir, que tienen atributos de personalidad tales como inteligencia, emociones, la capacidad elegir y comunicarse como otros. Si no fuera así, el creador serían menos que la criatura. En romanos 2:14-16, el apóstol Pablo menciona la ley es crítica, en el corazón del hombre (la moralidad natural y la conciencia) la cual indica que su creador es un ser moral o un legislador cósmico. Por último, el hombre posee instinto religiosos, es un ser propenso a creer en lo sobrenatural. ¿Dónde recibió esta inclinación? De su creador. Esto parece apuntar a la existencia de Dios.

3. Dios se revela a través de la historia.

Algunos pensadores ven la mano de Dios en los eventos de la historia. Si Dios es activo para llevar a cabo sus propósitos en el mundo, es probable que se haga discernible su intervención en sucesos claves en la historia secular. Por ejemplo, en ciertos eventos de la segunda guerra mundial, parece que Dios homólogo en la decisión de Hitler de invadir a Rusia, en la evacuación de durkerque y la batalla del midway, además, se ve la providencia divina en la preservación del pueblo judío, una raza conquistada, esparcida y perseguida a través de los siglos.

La teología basada en la revelación General nunca ha convencido a los ateos, ni ha sido un factor decisivo para llevar a los hombres al Dios verdadero. El apologista contemporáneo carl f. h. Comenta “ la suposición de Tomás de Aquino de que Dios puede ser conocido por la razón natural sin una revelación de Jesucristo, puede ser considerada, en realidad, como una involuntaria preparación para la rebelión de la filosofía moderna contra la revelación especial y su énfasis contrario solamente en la revelación General”.

En el siglo dieciocho, el filósofo alemán, Emmanuel Kant, llamado el Padre del racionalismo alemán, principio el moderno movimiento dentro del protestantismo, el cual construye sistemas de teología sin reconocer que Dios se reveló a sí mismo en la Biblia. En su libro crítica de la razón pura, Kant empleaba la razón para prohibir la especulación metafísica (la ciencia que se trata de la naturaleza de la existencia y del origen y estructura del universo). Negaba que todas las verdades pudieran ser demostrables con ideas claras y que la existencia de Dios pudiera ser probada objetivamente. Sostenía que no se podía conocer nada salvo objeto de tiempo y espacio y sólo por medio de los sentidos; de otro modo se enredaría en interminables contradicciones. Sostenía que cuando las personas hablan acerca del espacio y tiempo causa y efecto, no se refieren a lo que realmente en lo pasado existe si no hablan según las costumbres de su mente. Así el pensador alemán preparó el camino para el liberalismo y el modernismo. Su filosofía constituyó el punto divisorio de la teología protestante. Pronto el Padre del liberalismo, Federico schleiermacher, 1768-1834, enseñó que la única base de la religión se encuentra en el interior del hombre, en el sentido de absoluta dependencia. Descartó las grandes doctrinas bíblicas y las reemplazo con la experiencia religiosa, donde el hombre es el centro de todo.

B. REVELACIÓN ESPECIAL

Por medio de la revelación General, el hombre puede saber sólo unas pocas cosas acerca de Dios, pero por medio de la revelación especial, le puede conocer personalmente. La revelación General es impersonal y dada a toda la humanidad durante todo a las épocas. La especial es específica, esporádica, concreta, histórica y personal. Dios habla a determinados hombres, en determinados lugares, en determinadas circunstancias en determinados momentos, y esto para lograr propósitos específicos: redimir al hombre y revelar la gloria divina. También es especial por sus banderas o canales de comunicarse. Dios se da a conocer en tres modos. A) a personas selectas. B) a través de los escritos de los profetas y apóstoles; la Biblia. C) en la persona de su hijo Jesucristo.

1. El concepto bíblico de la revelación especial. “cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido en corazón de hombre, son las que Dios ha preparado para los que le aman. Pero Dios nos las reveló a nosotros por el espíritu”. La palabra “ revelar” se encuentran muchísimas veces en el antiguo testamento y aun con mayor frecuencia en el nuevo . El término hebreo contiene la idea de desnudar o quitar las barreras a la percepción. Su equivalente en el nuevo testamento o es el verbo griego que significa “descubrir” “quitar el velo”. Se usa también el vocablo que expresa igual idea-revelar algo que estuvo oculto-de modo que Dios puede ser visto y conocido por lo que él mismo dice ser. En la teología cristiana la revelación especial se refiere a la actividad divina por la cual Dios se da a conocer al hombre, así como las verdades pertinentes a sí mismo y a sus criaturas. Dios es tanto el objeto o como el sujeto de tal revelación; es decir, es aquel que realiza la revelación y es, alavés, aquel que es revelado. Siempre debemos recordar y recalcar que Dios es el que toma la iniciativa en rebelarse, es el que se hace conocible. No es el hombre que ha descubierto a Dios. El Señor Se da a conocer por puro afecto a la humanidad y en particular a los sencillos que abren sus corazones, Jesús oro. “te alabo Padre porque escondiste estas cosas de los sabios y entendidos y las has revelado a los niños. Sí, Padre, porque así te agradó.

2. El propósito de la revelación especial. ¿Por qué Dios se da a conocer personalmente a los hombres? Lo hace para nuestro beneficio. Quiere que lo conozcamos personalmente. Quiere redimirnos en nuestros pecados. Y reconciliarnos consigo mismo. Su acto de revelación en la Biblia y a través de su hijo, tiene el gran propósito remedial: quiere que seamos su posesión especial.

El antiguo testamento atestigua que Dios llevó a cabo su plan de salvación de la humanidad por medio de la revelación especial. La fundación de Israel, su historia y su religión son resultados del auto descubrimiento divino. Jehová se manifestó a Abraham, hizo pacto con él y su descendencia, y prometió que en él, todos los linajes de la tierra serían benditos, siendo esta última una promesa mesiánica. Había elegido al pueblo hebreo con tres fines: para que fuera depositario de su revelación, para constituirlo en testigo del único Dios verdadero a las naciones, y para que por medio de Israel viniera el redentor.

La revelación divina en el antiguo testamento, sin embargo, era solamente la preparación para una revelación mucho más grande, la cual se encuentra en el nuevo testamento. Los profetas miraron hacia delante, a la venida de un mesías que reuniría a su pueblo esparcido, establecería su reino y haría un nuevo pacto con ellos. Todas las naciones reconocerían el señorío de Jehová y el conocimiento de él seria universal. Así que la revelación especial tiene un propósito remedial y redentor, para liberar la humanidad de los efectos funestos del pecado y restaurarla a su origen de relación armoniosa con Dios.

También Dios se revela a fin de que sea soberano sobre sus hijos, y para que sepan su voluntad. No se comunica con los hombres solamente para proporcionarles información sin exigencias, sino para llamarlos a una vida de fe y obediencia. Sólo por la palabra inspirada los hombres pueden conocer la voluntad divina.

3. La revelación de Dios es progresiva. Dios no reveló toda la verdad acerca de sí mismo y de sus caminos de un solo momento, si no a lo largo del período en que los libros de la Biblia fueron escritos. Comenzando en génesis, el Señor. Se daba a conocer progresivamente. “de una manera fragmentaria y de muchos modos, habló Dios en el pasado a nuestros Padres por medio de los profetas”.

La revelación no se compara a una catedral construida según un plano arquitectónico, si no a una planta que crece. En las palabras de Jesús primero hierba, luego espigar, después grano lleno en la espiga.mr. 4:28. Su doctrina se revela poco a poco.

No debemos pensar, sin embargo, que la revelación en el antiguo testamento es incorrecta o errónea; más bien es incompleta. “la revelación posterior sirvió para complementar o suplementar lo que Dios había revelado antes, pero nunca para corregirlo o contradecirlo.

4- ¿es la revelación proposicional o encuentro personal? Los teólogos ortodoxos siempre han sostenido que la Biblia es la palabra escrita de Dios. Así que la revelación toma la forma conceptual. Esto no quiere decir que la Biblia es una serie de proposiciones o doctrina reunidas como se encuentran en catecismo, sino que la escritura pueden ser estudiadas y sus ideas reducidas en proposiciones. Es la obra de exegetas extraer el significado de las escrituras y la de los teólogos forjados en teología, la cual consiste de proposiciones.

La tendencia de muchos teólogos modernos que no son conservadores, es negar que la revelación especial sea sinónimo con la escritura como tal, y las declaraciones que se encuentran en ellas. Es decir, para ellos no es proposicional sino un encuentro divino-humano. Estos pensadores comparten la idea de Barth, cuando éste habla en contra de considerar la Biblia como el total fijo de proposicional reveladas que han de ser sistematizadas como las secciones de un corpus de ley, según él, concebir la revelación como proposicional sería materializarla y despersonalizarla.

Otro teólogo neoortodoxo, Emil Brunner, afirma que la doctrina es conectada indisolublemente con el encuentro “ como instrumento, como marco, como signo” en la práctica, sin embargo ninguno de ellos descarta la Biblia. Al contrario, considera que la Biblia es testigo indispensable de la revelación redentora. Desarrollan la doctrina sobre los conceptos bíblicos. Barth considera que la teología es el auto examen científico de la iglesia cristiana con respecto a su hablar acerca de Dios. Para Barth, la teología no se limita a las escrituras, sino incluye lo que enseña la iglesia sobre Dios y la religión.

Un encuentro existencial sin palabras que comunican verdades, sólo permitiría inferencias sobre la relación de Dios con sus criaturas. No comunicaría nada sobre los atributos, naturaleza y caminos de Dios. ¿Cómo sabría el hombre que Dios es trascendente, trino y eterno? Y como conocería el mensaje del evangelio. El mero encuentro dejaría sin sentido los términos justificación, regeneración y redención. Sino emplea oraciones y proposiciones, el encuentro personal resultaría en puro subjetivismo y el hombre que daría alejado de Dios. El apóstol Pablo pregunta ¿cómo van a invocar sino han creído en el…………? Así pues la fe viene por el oír el mensaje y el mensaje viene de la palabra de Cristo.

La importancia de las doctrinas de revelación e inspiración de las sagradas escrituras. Son el fundamento sobre el cual descansa toda estructura de la teología cristiana. Quitemos este fundamento y todo el sistema se desmorona.

Solo un mensaje revelado por Dios y registrado bajo la influencia del Espíritu puede servir para dar cuerpo a un sistema de doctrina fidedigno y autoritario. Si Dios no se ha revelado entonces, si la Biblia no es inspirada Dios queda como un misterio y los hombres todavía están en tinieblas y sin esperanza.

Definiciones:

Revelación. Es el acto en que Dios da a conocer las cosas que el hombre no puede descubrir por su propia cuenta. él ha revelado cosas tales como los detalles de los planes divinos, sus propósitos y el destino de los seres humanos y sobre todo detalle de sí mismo.

Inspiración. Es una influencia divina sobre los hombres elegidos por Dios para comunicar esa revelación. Una definición más específica es: la acción ejercida por medio del Espíritu Santo sobre los escritores de los libros del antiguo y nuevo testamento a fin de que proclamara y escribieran en forma exacta y auténtica el mensaje recibido de Dios. Así que la inspiración comunica y preserva lo que Dios revela. Ejemplo: las visiones de Juan que se encuentran en apocalipsis, fueron dadas por revelación pero el apóstol las registra en su libro por inspiración. Es necesario que la inspiración bíblica sea completada por la iluminación del Espíritu Santo en el interior del lector u oidor de la palabra.

Es probable que en muchos casos la revelación especial y la inspiración divina funcionan simultáneamente. Las dos son operaciones del Espíritu. Sin embargo, una buena parte del contenido de las escrituras fue hablada mucho antes de ser escrita, como en el caso de Cristo y los apóstoles.

Aunque se describe correctamente la Biblia como la revelación de Dios. No todo su contenido es una revelación divina. Pero sí, todo lo que contiene esta escrito por inspiración. Ejemplo: el libro de Eclesiastés habla de la sabiduría fatalista y secular de un hombre que no tenía una revelación especial adecuada. Lo que escribe no es revelado pero sí es inspirado. Tampoco son revelaciones los argumentos de los consoladores de job. Pero sí están incluidos por inspiración en la Biblia. Observamos además que muchos datos históricos incluidos por integración en la revelación divina són resultado de la observación o investigación de los autores sagrados y no de la revelación divina (lucas 1:1-4). Los teólogos ortodoxos señalan que hay distintos grados de revelación pero no de inspiración. Ejemplo: la revelación que se encuentran en los primeros tres capítulos de la epístola a los efesios es mucho más sublime y elevada que la del libro de levítico.

Iluminación. Es necesario que la inspiración bíblica sea completada por la iluminación del Espíritu Santo, en el interior del lector u oídor de la palabra, “ el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios… Y no las puede entender, porque sean de discernir espiritualmente” pero la unción que vosotros recibisteis de él permanece en vosotros, y no tenéis necesidad de que nadie os enseñe,

El Espíritu divino arroja luz sobre el significado de las escrituras para que lo que Dios ha revelado en el pasaje sea hoy su viviente e iluminadora palabra en el corazón y mente del creyente. Debido a eso los que reciben el mensaje divino lo pueden entender y aplicará su vida.

About the Author:

Leave A Comment