LA GRACIA IRRESISTIBLE

LA GRACIA IRRESISTIBLE

Cuando llega el tiempo en que Dios ha de salvar a sus elegidos, los llama eficazmente por su Palabra y por el Espíritu Santo para darles vida y salvación.

       

        Por su estado de muerte espiritual el hombre no podrá nunca por sí mismo decidir seguir a Cristo; de ahí que Dios tenga que dotar de la fe salvadora a sus elegidos, de otra manera éstos se perderían irremediablemente.

 

Juan 6:44  Ninguno puede venir  a mí, si el Padre que me envió no le trajere; y yo le resucitaré en el día postrero.

 

        Este llamamiento de Dios es de tal naturaleza que el hombre es vivificado y renovado al punto que la experiencia no puede terminar sino en una rendición sincera a Cristo.

        Por medio de su gracia irresistible Dios ablanda la conciencia del hombre, lo mueve a la contrición y al arrepentimiento, lo hace nacer de nuevo, lo dota de fe  y le concede la voluntad de desear el bien y procurarlo.

        De ahí que esa gracia salvadora se califique de irresistible  en el sentido de que no puede ser anulada por la  voluntad humana. 

        Pero, aunque esta gracia es irresistible, los hombres que la reciben van a Cristo con absoluta libertad, habiendo recibido la voluntad de hacerlo por la gracia de Dios.

 

Hechos 16: 14  Entonces una mujer llamada Lidia, vendedora de púrpura, de la ciudad de  Tiatira, que adoraba a Dios, estaba oyendo;  y el Señor abrió el corazón de ella para que estuviese atenta a lo que Pablo decía.

 

Filipenses 1:29  Porque a vosotros os es concedido a causa de Cristo, no sólo que creáis en él, sino también que padezcáis por él.

 

Filipenses 2: 13  Porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad.

 

        El otorgamiento de la gracia irresistible  de Dios responde a su decreto de elección de manera que el hombre no puede, ni quiere,  hacer nada para obtenerla y debe ser aplicada por la libre gracia de Dios sin prever en el hombre mérito alguno.

 

Juan 10:16  También tengo otras ovejas que no son de este redil; aquéllas también debo traer, y oirán mi voz, y habrá un rebaño y un pastor.

 

Hechos 13:48  Los gentiles, oyendo esto, se regocijaban y glorificaban la palabra del Señor, y creyeron todos los que estaban ordenados para vida eterna.

 

Romanos 8: 29- 30  Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos.   Y a los que predestinó, a éstos también llamó;  y a los que llamó,  a estos también justificó; y a los que justificó, a estos también glorificó.

 

        Los hombres que no son elegidos, invariablemente serán condenados por cuanto Dios los pasa por alto al momento de adjudicar su llamamiento eficaz; esto, no obstante, no significa que tales hombres se pierdan  en contra de su voluntad, pues ellos rechazan con toda libertad a Cristo como resultado  del endurecimiento de sus corazones.

 

Romanos 9: 14- 16  ¿Qué,  pues, diremos?  ¿Qué hay injusticia en Dios? En ninguna manera.   Pues a Moisés dice: Tendré misericordia del que yo tenga misericordia, y me compadeceré del que yo me compadezca.   Así que no depende del que quiere, ni del que corre, sino de Dios que tiene misericordia.

About the Author:

Leave A Comment