EL TRIBUNAL DE CRISTO

EL TRIBUNAL DE CRISTO

Cuando la Iglesia sea raptada se realizará el Tribunal de Cristo, en el cual serán juzgadas las obras del creyente.

 

Mateo 16: 27 Porque el Hijo del Hombre vendrá en la gloria de su Padre con sus ángeles, y entonces pagará a cada uno conforme a sus obras.

 

Apocalipsis 22: 12   He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra.

 

El juez en este tribunal será el Señor Jesús.

 

2 Corintios 5:10   Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo.

 

La finalidad del juicio es la de determinar si un creyente merece recibir o no algún galardón.

 

1a. Corintios 3: 8- 15   8Y el que planta y el que riega son una misma cosa; aunque cada uno recibirá su recompensa conforme a su labor.

9Porque nosotros somos colaboradores de Dios, y vosotros sois labranza de Dios, edificio de Dios.

10Conforme a la gracia de Dios que me ha sido dada, yo como perito arquitecto puse el fundamento, y otro edifica encima; pero cada uno mire cómo sobreedifica.

11Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo.

12Y si sobre este fundamento alguno edificare oro, plata, piedras preciosas, madera, heno, hojarasca,

13la obra de cada uno se hará manifiesta; porque el día la declarará, pues por el fuego será revelada; y la obra de cada uno cuál sea, el fuego la probará.

14Si permaneciere la obra de alguno que sobreedificó, recibirá recompensa.

15Si la obra de alguno se quemare, él sufrirá pérdida, si bien él mismo será salvo, aunque así como por fuego.

 

En este pasaje podemos notar las siguientes enseñanzas importantes:

 

a) Los ministros del evangelio han de ser juzgados no sólo con respecto a su vida privada sino también con respecto a la manera en que ejercieron su ministerio.

 

Versículos 8 y 9. Compárese con   Hebreos 13: 17     Obedeced a vuestros pastores, y sujetaos a ellos; porque ellos velan por vuestras almas, como quienes han de dar cuenta; para que lo hagan con alegría, y no quejándose, porque esto no os es provechoso.

 

b) Cada creyente será juzgado de acuerdo al papel que Dios le confió dentro de su obra, Versículos 10 y 11

 

c) Las obras del creyente pueden ser buenas (oro, plata, piedras preciosas) malas (madera, heno, hojarasca). Versículo 12

 

d) Cristo será quien determine si las obras son buenas o malas, Y lo hará no solamente por las obras en sí, sino por los motivos que las produjeron.

 

1a. Corintios 4: 5   Así que, no juzguéis nada antes de tiempo, hasta que venga el Señor, el cual aclarará también lo oculto de las tinieblas, y manifestará las intenciones de los corazones; y entonces cada uno recibirá su alabanza de Dios.

 

e) Las obras del creyente serán probadas de acuerdo a la norma divina.

Así como el fuego demuestra la eficiencia de un material, el fuego escudriñador de Dios probará las obras de cada creyente. Versículo 13.

f) Obras aprobadas.
Las obras que resulten aprobadas serán recompensadas.   Versículo 14.
g) Obras reprobadas.
Aquellos creyentes cuyas obras no resulten aprobadas no recibirán ningún galardón; no obstante, ellos serán siempre salvos pues su salvación no depende de sus obras sino de los méritos de Cristo. Versículo 15.

 

En la Biblia se habla de diferentes galardones que Dios dará; entre ellos, se mencionan las coronas que se otorgarán por méritos específicos:

 

La Corona de Vida para el que soporta las pruebas.

Santiago 1: 2 Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas,

 

Apocalipsis 2: 10 No temas en nada lo que vas a padecer. He aquí, el diablo echará a algunos de vosotros en la cárcel, para que seáis probados, y tendréis tribulación por diez días. Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida.

La corona de justicia a los que aman su venida

 

2 Timoteo 4: 8 Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida.

 

La Corona de Gloria para los ministros fieles.

 

1 Pedro 5:4   Y cuando aparezca el Príncipe de los pastores, vosotros recibiréis la corona incorruptible de gloria.

 

Puesto que los galardones son recompensas que se reciben de acuerdo a las obras del creyente, es necesario recordar que si el cristiano descuida su conducta puede perder los galardones a que se halla hecho acreedor en el pasado.

 

2 Juan. 8   Mirad por vosotros mismos, para que no perdáis el fruto de vuestro trabajo, sino que recibáis galardón completo.

2016-07-22T09:51:40+00:00 Doctrinas Biblicas|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment