EL RAPTO DE LA IGLESIA

EL RAPTO DE LA IGLESIA

En el retorno de Cristo a la tierra habrá dos apariciones: La primera para arrebatar a su Iglesia y, la segunda, para establecer su Reino milenial.

Ambas apariciones están separadas por un período de siete años y poseen características muy diferentes.

 

La primera aparición o Rapto de la Iglesia es inminente y ha de ocurrir de manera sorpresiva. Veamos una breve descripción de lo que sucederá ese día:

1a. Tesalonicenses 4: 15 – 17

15Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron. 16Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. 17Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.

 

a) Cristo descenderá de los cielos.

b) Resucitarán los muertos en Cristo. Versículo 16

c) Los creyentes que estén vivos serán arrebatados junto con los resucitados

d) Todos juntos recibirán al Señor en el aire. Versículo 17.

e) Jesús no posará sus pies sobre la tierra.

 

El Apóstol Pablo describe otros sucesos que se darán el día del rapto:

1a. Corintios 15:51-53

51He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados, 52en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados. 53Porque es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad.

 

a) Será tocada la trompeta que anunciará el levantamiento de la Iglesia.

b) Los muertos en Cristo resucitarán con cuerpos incorruptibles. Esta es la primera resurrección.

c) Los creyentes vivos sufrirán una transformación

 

San Pablo confirma la resurrección para vida.

1 Corintios 15: 20-23 Mas ahora Cristo ha resucitado de los muertos; primicias de los que durmieron es hecho.   Porque por cuanto la muerte entró por un hombre, también por un hombre la resurrección de los muertos.   Porque así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados.   Pero cada uno en su debido orden: Cristo, las primicias; luego los que son de Cristo, en su venida.

 

Los creyentes que estén con vida experimentarán la glorificación de sus cuerpos para recibir uno semejante al de los resucitados.

Filipenses 3: 20-21 Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo;   el cual transformará el cuerpo de la humillación nuestra, para que sea semejante al cuerpo de la gloria suya, por el poder con el cual puede también sujetar a sí mismo todas las cosas.

 

Otro elemento digno de ser considerado como parte del Rapto es que el Espíritu Santo se irá de la tierra junto con la Iglesia.

2 Tesalonicenses 2: 7   Porque ya está en acción el misterio de la iniquidad; sólo que hay quien al presente lo detiene, hasta que él a su vez sea quitado de en medio.

 

Los objetivos que Dios persigue con el rapto de la Iglesia son:

 

Primero, desposar a su Hijo con la Iglesia y celebrar las Bodas del Cordero.

Apocalipsis 19: 7-9   Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria; porque han llegado las bodas del Cordero, y su esposa se ha preparado.   Y a ella se le ha concedido que se vista de lino fino, limpio y resplandeciente; porque el lino fino es las acciones justas de los santos.   Y el ángel me dijo: Escribe: Bienaventurados los que son llamados a la cena de las bodas del Cordero. Y me dijo: Estas son palabras verdaderas de Dios.

 

Segundo, Librar a su Iglesia de la Gran Tribulación cuyo inicio, posterior al rapto, queda establecido.

2 Tesalonicenses 2: 7- 12   7Porque ya está en acción el misterio de la iniquidad; sólo que hay quien al presente lo detiene, hasta que él a su vez sea quitado de en medio. 8Y entonces se manifestará aquel inicuo, a quien el Señor matará con el espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de su venida; 9inicuo cuyo advenimiento es por obra de Satanás, con gran poder y señales y prodigios mentirosos, 10y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos. 11Por esto Dios les envía un poder engañoso, para que crean la mentira, 12a fin de que sean condenados todos los que no creyeron a la verdad, sino que se complacieron en la injusticia.

 

Algunas de las características del Rapto son:

 

No será visible al mundo.

1 Tesalonicenses 5: 2   Porque vosotros sabéis perfectamente que el día del Señor vendrá así como ladrón en la noche;

Apocalipsis 16: 15 He aquí, yo vengo como ladrón. Bienaventurado el que vela, y guarda sus ropas, para que no ande desnudo, y vean su vergüenza.

 

El mundo no le verá. Notarán la desaparición de los santos; pero, no creerán.

 

Será instantáneo. En un abrir y cerrar de ojos

1a. Corintios 15:51-52   He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados,   en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados.

 

Será inesperado. Nadie sabe el día ni la hora

Mateo 24: 42-44   Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor.   Pero sabed esto, que si el padre de familia supiese a qué hora el ladrón habría de venir, velaría, y no dejaría minar su casa.   Por tanto, también vosotros Estad. preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis.

Mateo 25: 13   Velad, pues, porque no sabéis el día ni la hora en que el Hijo del Hombre ha de venir.

Marcos 13: 32-33   Pero de aquel día y de la hora nadie sabe, ni aun los ángeles que están en el cielo, ni el Hijo, sino el Padre.

 

Será selectivo. Los que tengan una sincera conversión y un nuevo nacimiento.

2 Pedro 2: 9   sabe el Señor librar de tentación a los piadosos, y reservar a los injustos para ser castigados en el día del juicio;

Apocalipsis 3:10 Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra.

2016-07-22T09:50:42+00:00 Doctrinas Biblicas|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment